06 agosto 2005

Politiqueo: Derechos Humanos y antiterroristas

David King. Stop the Nazi National Front!, poster para la Liga Anti-Nazi, 1978. © David King Collection
Está en plena forma este hombre:

Blair anuncia cambios legales para deportar a los extremistas que inciten al terrorismo
"LONDRES.- El primer ministro británico, Tony Blair, ha anunciado que habrá que enmendar las leyes de Derechos Humanos, que dependen de la UE, para impedir el asilo de personas sospechosas de terrorismo o que inciten al terrorismo. Entre sus medidas adoptadas, además de la expulsión de extremistas, figura poder quitarles la nacionalidad británica. "Que nadie tenga ninguna duda de que las reglas del juego han cambiado", aseguró."


Ya iba siendo hora de que le quitaran la nacionalidad británica a los extremistas del Frente Nacional, continuamente incitando a la xenofobia, defendiendo la superioridad de la raza blanca anglosajona y animando a la violencia contra las personas que no son de su gusto. Se sabe desde hace mucho quien está afiliado a este grupo radical, donde se reúnen y quienes son sus líderes. Además, eso, que los deporte a todos. No se adonde pero seguro que algo tiene en mente el genio de Blair. No se si a Australia le hará gracia pero en el fondo no habría nada más británico que mandarlos a las antípodas. Con un hombre como éste quien necesita a los Toris... A ver si se aplica Bush el cuento que tengo entendido que en Guantánamo hay muchas vacantes. Aunque sobre hacer política pasándose por el forro los Derechos Humanos el que quizás tenga más que enseñar sea George.



05 agosto 2005

El horror: Mundo Reagan


Leo en DCist:

"Hay dos tradiciones aparentemente populares en la política con las que DCist gusta divertirse: políticos de Texas intentando decidir como deberían ser las cosas aquí en el Distrito, y nombrar todo en un radio de cinco millas tras el Presidente Ronald Reagan. Las dos tradiciones se unieron recientemente en una propuesta del congresista Henry Bonilla. [ ] ¿La gran idea de Bonilla? Renombrar la Calle 16 "Boulevard Ronald Reagan". Extracto de la propuesta de ley:

SECCIÓN 1. DESIGNACION La calle en el Distrito de Columbia conocida como la calle 16 noroeste será conocida y designada como Boulevard Ronald Reagan.

SECCIÓN 2. REFERENCIAS Cualquier referencia en una ley, mapa, regulación, documento, escrito, u otro registro de los Estados Unidos o del Distrito de Columbia a la calle referida en la sección 1 será considerada una referencia al Boulevard Ronald Reagan."

¿Pero no tiene esta gente algo mejor que hacer?. Ahora resulta que como la ley pase me voy a mudar a la calle de Ronald Reagan sin moverme de casa. Y es que no se cansan. Si la idolatría y la perdida de tiempo se quedara al menos en eso... Estas frecuentes intervenciones han llevado a situaciones tan esperpénticas como amenazar a la autoridad de trasporte de Washington que si no cambiaba el nombre en todos los carteles de la estación de Metro que sirve al rebautizado aeropuerto local, Ronald Reagan Washington National Airport, congelaría toda la financiación federal del sistema de trasporte. En fin, quizás lo más conveniente sería que dejaran descansar a los muertos en paz.


Actualización I
Sin darme cuenta veo como la segunda parte del texto, que he rehecho, y la ilustración inferior habían desaparecido para ser reemplazadas por el siguiente fragmento extrañísimo:

"? wished for change and for guidness and I made a list with all that I wish for in my life, and I forgot a very important thing, to wish for a smooth transition. A lot of great minds said that you create you own life and that thoughts are actual power that you have and tools that you can create with and also destroy with. I was wondering if sometimes you create things that you are not ready for, even if they are things you wished for, relationships, jobs, changes of all kinds, and by not taking what we actually created, not being able to receive it in our life when it comes or way,"

Accidente, error humano, casualidad... ¿Alguien piensa que la imagen superior de Ronald era demasiado y ha sentido la necesidad de meter mano a la bitácora? ¿Pero quien? Uno de los miembros lo dudo... ¿Directamente censura desde Blogger? No puede ser... ¿verdad?


04 agosto 2005

Estados Unidos: Choque de culturas... Ah, ¿pero tienen cultura?


Ya nos han pasado en el telediario (France 2) dos noticias del mismo tipo. La primera vez me dió risa (aunque no tenía gracia), pero la segunda me ha llevado directa a sentarme delante de mi ordenador. La situación es la siguiente: una niña de once años está jugando en la calle con su pandilla (en un barrio cualquiera del estado de California). Llegan otros niños y empiezan a meterse con ellos. Uno de ellos le tira a la niña en cuestión un globo de agua a lo cual ella responde de una pedrada que le abre la ceja al niño. Lo que en cualquier país del mundo acabaría con una bronca de los padres a los niños, en Estados Unidos moviliza tres coches de policía y un helicóptero. La niña pasará tres días en la cárcel, volverá a casa en espera de ser juzgada pero con un brazalete de esos que llevan los condenados en libertad provisional, y con interdicción de salir de la puerta de su casa y esto incluye el patio (backyard).

Unos meses atrás la historia era otra pero del mismo estilo: Una clase de niños de unos cinco años (en la cual había una cámara con lo cual la escena aparece en el telediario en vivo). Una niña algo difícil que le "pegaba" a la profesora. Que conste que no estaba la niña en ninguna crisis de furia ni nada parecido, sino que estaba un poco tonta, diríamos en nuestra tierra. ¿Qué hace la profesora que se siente incapaz de calmar a la niña? Llama a la policía. Escena siguiente aparecen dos policías en la clase. Cogen a la niña (que ya para entonces se había calmado), le ponen unas esposas y se la llevan a comisaría.

Estoy segura que muchos americanos si les contamos estos sucesos estarían tan escandalizados como cualquier ciudadano de otro país, y entonces podríamos decir, lo de "no todos son así"... pero en mi opinión esto ya rebasa los límites. Y lo de "no todos son así" ya no me vale. Si esto sucede, es decir que el policía no se parte de la risa cuando lo llaman porque no pueden calmar a una niña de cinco años, y no contento con esto se la llevan esposada, o que un juez mete en la cárcel a una niña de once años (sin ningún pasado particular) porque le tiró una piedra a otro niño que se metía con ella... uno puede concluir que esta sociedad tiene un problema y grave. Una escala de valores, una ética diferente... No, estos no saben ni dónde tienen la cara.

Este problema me hace pensar en el análisis muy interesante de un sociólogo francés (Olivier Roy) que sostiene que los radicales islámicos (alto que no estoy diciendo que los americanos son terroristas ni nada parecido) no han crecido (al menos parte de ellos) en países islámicos, y que tienen una fe que ha evolucionado fuera del contexto histórico y cultural de los países islámicos (de sus padres) y, que es ésta carencia de contexto histórico y cultural lo que les conduce (a algunos) a radicalizarse. La conexión con la sociedad americana viene ahora. Aunque los americanos tengan "ya" trescientos y pocos más años de historia, no tienen el pesado equipaje histórico y cultural que tienen el resto de las sociedades del mundo, y ésto, aunque para algunas cosas les ha supuesto un dinamismo que no se puede negar, para otras deriva en situaciones grotescas e incomprensibles. Dado todo ésto (y sin darse, pero bueno) harían mejor de abstenerse de dar consejos al resto del mundo. Pero bueno supongo que es la historia de la paja en el ojo del otro... Historia que desgraciadamente no han "mamado".

Ciudades: Acupuntura urbana


Jaime Lerner propone mejorar la ciudad mediante la "acupuntura"
El arquitecto brasileño apuesta por el transporte en superficie
C. S. - Barcelona - El País

"Una ciudad puede cambiar en dos años, no importa la escala ni los recursos financieros. Sin interferir en la planificación general se pueden realizar actuaciones rápidas de mejora en puntos concretos, es lo que yo denomino "acupuntura urbana". El arquitecto y político brasileño Jaime Lerner, que fue alcalde durante tres mandatos de Curitiba, la capital del Estado de Paraná del que también fue elegido gobernador en dos ocasiones, estuvo en Barcelona para presentar la traducción al castellano, editado por el Instituto de Arquitectura Avanzada de Barcelona, de su libro Acupuntura urbana.



Hay conceptualizaciones y metáforas no ya ligeritas sino terriblemente desafortunadas. Y eso que este hombre ha sido participe de uno de los modelos urbanísticos más influyentes de los últimos años. Pero no dejo yo en las manos de la acupuntura curar una arritmia cardiaca ni jarto de Montilla Moriles. Allá cada uno... La ciudad no es un juguete.

03 agosto 2005

El horror: Buenos días cirrosis


Artículo de un servidor en
ETECÉ #06 de la mano de la gente de AMASTÉ. Revista completa en formato PDF (2.7 MB) Ilustración de Frank Kalero.

Buenos días cirrosis


La medicina siempre fiel a las necesidades del desarrollo global pone a nuestra disposición nuevos métodos para la autodestrucción. Las pastillas Good Morning prometen terminar con todas las resacas.


Good Morning es una pastilla de fabricación peruana que asegura poseer un factor desintoxicante y preventivo de los efectos de la resaca. Se presenta alejada de las ventas por correo, los mercadillos o los pagos clandestinos. A diferencia de remedios caseros, píldoras y pócimas de dudosa factura Good Morning se une al grupo selecto de productos respaldados por la industria farmacéutica.


En el mercado actual ya existen Chase, Hangover Helper o Drink Ease en la búsqueda de la piedra filosofal del alcohólico. En lugar de utilizar carbono, Good Morning presenta el uso revolucionario de la piedra volcánica. Esta lava, o zeolita en su forma de cristal de roca, es importada desde Turquía y Australia. Se une a un complejo vitamínico adhiriéndose a las paredes del estómago. Por su estructura, la zeolita actúa como un filtro molecular separando los compuestos orgánicos. Al hacer esto, la zeolita "se deshidrata", es decir, libera una molécula de hidrógeno y oxígeno que hay entre los microscópicos espacios de sus fisuras, pasándolo al organismo y así hidratándonos y evitando que el cuerpo tenga la resaca del día siguiente.


La zeolita ya se utilizó para purificar agua, tratar comidas de animales y asistir a las víctimas en las zonas afectadas por el desastre nuclear de Chernobyl. Se empleó para reducir la contaminación con cesio radiactivo preparando para consumo humano chocolates y bizcochos. De este modo se redujo un 30% la radioactividad. Investigadores británicos buscaban su aplicación en el tratamiento del cáncer pero descubrieron que iba muy bien para la resaca. Poco importa lo que pudieran estar haciendo estos científicos en el laboratorio para alcanzar la revelación que puede cambiar el curso de la vida contemporánea.


Al igual que los productos eréctiles estas píldoras han de ser consumidas antes de entrar en acción. El que sepa que se va a agarrar una buena ha de ingerir dos pastillas antes de la primera copa para suavizar la mañana después. Para el que planee arrastrarse por las esquinas se recomienda duplicar la dosis. Esta viagra del borracho no evitará los efectos etílicos y nocivos de la botella pero permite que uno se reviente el hígado sin apenas darse cuenta.


Si pensamos que la resaca es una de las pocas herramientas que nuestro cuerpo tiene para llamarnos la atención sobre los excesos cometidos su eliminación nos permitirá apagar esta señal de alarma hasta que el organismo no pueda más.


Su éxito podría cambiar la sociología del alcohol. Normalmente las borracheras no se planean, al menos no la dimensión del abuso. Estas no suelen ser un proyecto o un objetivo a cumplir: Hoy me busco una de tres Good Mornings y mañana una de siete que voy de boda. ¿Podría replicar la dinámica del preservativo en la cultura de beber? ¿Facilitarán unos la píldora a los hijos como un elemento preventivo antes de salir mientras otros se la prohibirán para que aprendan las consecuencias de su comportamiento? Es bastante seguro afirmar que beber se va a beber. Lo interesante sería que el prospecto añadiera que con unos pintxos las copas sientan mejor.


Más info en:
sealandcorporation.com

ETECÉ #5 y anterior artículo

El horror: Segways, ya están aquííííí...

02 agosto 2005

Ciudades: Antiterrorismo urbano


Son muchos los aspectos en torno a la reacción antiterrorista que se merecen un comentario y con tiempo espero irlos desarrollando. Por ejemplo, no creo que éste sea un problema urbano, de hecho creo que entenderlo así es contraproducente e irresponsable. Pero desde la paranoia de Manhattan o Washington DC, que vivo regularmente, o la situación en España o el Reino Unido que conozco relativamente bien, aparecen pautas y actitudes que se legitimizan creando una situación de tensión, desconfianza, e incluso yo diría, de un modo obviamente contraproducente, inseguridad.


Muchos neoyorquinos, y demasiada gente en otras ciudades y paises, comienzan el día leyendo el Metro durante su trayecto al trabajo. La portada de su edición del martes 26 de julio decía: "En alta alerta. Los informes de paquetes sospechosos se duplican desde los bombardeos de Londres." ¿Es un aumento de la notificación de paquetes sospechosos noticia de primera plana? ¿O será noticia el miedo sensacionalista que destila el titular y la reacción de una población asustada frente a lo otro, el paquete, o más grave aún hacia el otro? Al menos en este caso había algunos datos que se compartían con el lector. Peor era el titular especulativo del día siguiente: "¿Es el terror casero la nueva gran amenaza de la ciudad?"

Un amigo me recordaba como se utilizó este debate en las pasadas elecciones generales estadounidenses y como la postura más analítica perdió frente al sensacionalismo de la Casa Blanca. Kerry desafortunadamente debatió desde la terminología de Bush al decir que la guerra contra el terror no se podía ganar. Vino a decier que lo que se podía hacer era trabajar para controlar y eliminar el mayor número posible de atentados hasta que se convierta en algo aceptable. Mientras el mensaje de Bush era del tipo: esto es una guerra y la vamos a ganar. Quizás el votante se sienta más reconfortado escuchando a líderes tan seguros de sí mismos que no piensan lo que dicen. A mí me ocurre al contrario. También entiendo que si Kerry se pone a hablar del concepto de riesgo en la sociedad abierta durante los debates quizás hubiera consolidado su fama de pedante distante del hombre de la calle. El problema es que esa es la dirección útil del debate y la obligación del buen político no puede ser promover el populismo sino trasformar la sociedad en un entorno libre, prospero y equitativo. Hay maneras de hacerlo pero requiere un esfuerzo por parte de toda la ciudadanía que a fecha de hoy parece no interesar.

Por un momento imaginémonos liberales, y que realmente estamos trabajando en un proyecto incipiente, imperfecto e interminable, para crear y desarrollar una sociedad abierta. Una sociedad donde las libertades y derechos individuales son paradigma en consonancia con el respeto al otro y la concepción del estado como un servidor de los individuos que ha de inmiscuirse poco o nada en la vida de los ciudadanos. Este proyecto y sus variantes con una mayor preocupación social o no, están intrínsicamente unidas a la aceptación de un riesgo ciudadano, riesgo que se intenta reducir, idealmente eliminar, pero que siempre está presente. La gestión del ciudadano y de los órganos políticos que lo representan ha de trabajar para reducir este riesgo y no aumentarlo. Pero conceptualmente es fácil entender que nunca, nunca, se podrá eliminar el concepto del accidente: un corrimiento de tierra, un fallo mecánico en el motor del coche, un terremoto, un desequilibrado que sentado a tu lado en el autobús repentinamente te sesga el cuello...


Aceptando los registros aleatorios, comenzamos a romper este modelo de sociedad, y llamarlo aleatorio o mal necesario, apenas comienza a maquillar el cambio de paradigma. Las mismas fuerzas de seguridad de New York admiten que las medidas son estériles, cosméticas, mientras los casos y los defensores de la discriminación racial o étnica en pos de un falso ideal de seguridad aumentan cada vez más.

En la sociedad abierta siempre estamos a mano del podría haber sido yo, quizás me toque a mí, y ese riesgo, ese peligro es parte de la libertad de la que disfrutamos. Algunos ejemplos:
Once de septiembre del 2001: mi primer día en un nuevo trabajo en el centro de Washington DC en las proximidades del Banco Mundial. Durante los ataques hube de evacuar la oficina y salir de la zona de oficinas viendo la columna de humo que salía del Pentágono en la distancia. En ese momento se creía que el avión de Pennsylvania se dirigía hacia nosotros. 1999: pase un par de horas antes de la explosión por la puerta del pub Admiral Duncan en el Soho londinense donde una bomba haría explosión matando a dos personas e hiriendo a más de setenta. 1992: caminé por delante del portal número 19 de la calle del Marqués de Cubas, poco menos de media hora antes de que un paquete bomba hiriera de gravedad al conde de Ruiz de Castilla.

Es común desear una muerte en la vejez, incluso es más fácil aceptar la muerte en manos de un accidente natural o incluso humano, menos ser victima de un trastornado. Pero utilizo el ejemplo del trastornado porque si creyéramos idealmente que las medidas antiterroristas nos hacen más seguros y pueden que acaben con estos ataques el resto de estos riegos estarán siempre presentes.

Incluso los que defienden estas medidas han de admitir la falta de consistencia e irracionalidad de su ejecución. Supervisión en el metro sí pero autobuses no, seguridad pública en las estaciones y guardias privados en los supermercados, mochilas anónimas en el parque y mochilas abiertas en los conciertos...

Este es un cambio directo del modelo de sociedad abierta que se supone nos gustaría vivir y la falta de capacidad de desarrollar un pensamiento crítico común no sobre las justificaciones, que no las tiene, sino sobre las causas y soluciones a la noción de terrorismo y riesgo es lo que se hecha de menos.

Habrá que empezar por alguna parte, quizás reevaluando la concepción del riesgo en las sociedades contemporáneas. ¿Quizás a través del trabajo de Anthony Giddens: Consecuencias de la modernidad? No por nada en particular, es sólo el primero que se me pasa por la mente. Se ha escrito mucho y acepto recomendaciones. Pero la trampa de mi argumento está clara, ni en la sociedad más represiva o controladora el riesgo y peligro de accidente natural o humano desaparece completamente.


Pegatina a la entrada de la terminal de autobuses de la autoridad portuaria en Manhattan que está apareciendo también en estaciones de metro frente a los registros arbitrarios:

No a los registros en el metro.org. Porque las libertades civiles son demasiado importantes. DEFIENDE TUS DERECHOS. Los registros no nos hacen más seguros sólo menos libres. NOSUBWAYSEARCHES.ORG

Más madera
Escolar.net: Mejor no corras

Tienes mucho que decir: Un lamentable error...
Retazos de tu leyenda: El problema de la pena de muerte
Adrià García Weblog: Acojona

Mensajes relacionados

Sociedad: Charlando de bombas
Politiqueo: ¡Atención, no hay ninguna emergencia!
Periodismo gran reserva: Denominación de origen calificada
Lecturas dominicales: Muerte, trasporte y terrorismo
Politiqueo: Untándonos democracia

01 agosto 2005

Arquitectura: Chocolate nacionalista


Casa Blanca estadounidense, chocolate belga, bandera ¿francesa?

Disponible en Truffles Belgian Chocolates, Washington DC

31 julio 2005

Blogoteca: Desfase y periferia tecnológica


De vuelta por la bitácora y con algo más de retraso que lo previsto... Hay mucho pendiente por contar entre ello la paranoia urbana por la que pasamos, en particular New York y DC (Manhattan está tenso como nunca tras los atentados de Londres, visité la isla un par de meses tras los atentados a las torres gemelas y se respiraba más calma que ahora), la utilidad o no de las medidas de seguridad en los monumentos o la concepción y responsabilidades de una sociedad abierta para ir abriendo boca. A medida que me vaya poniendo al día arranco estos temas.

Mientras tanto un recordatorio para revisar Zexe.net y reflexionar sobre su uso.
Es un proyecto que habilita a grupos en la periferia de las nuevas tecnologías y la formalidad social para manifestar sus vivencias a través del uso de teléfonos móviles con cámaras digitales. Pensaba desarrollar una reflexión completa hace una semana pero como veo que ya ha visitado los teclados de muchos como Juan Freire o Elástico, me quedo recomendando pasar un buen rato revisando las historias de estas personas y quizás en otra ocasión vuelva a revisar el tema. Inprescindible leer el canal INVISIBLE para completar el retrato de Madrid.