19 julio 2006

Blogoteca: Volando voy...


No hay nada como que te pongan el ojo oblicuo al cruzar la frontera para sentirte en casa, encontrar cordilleras de trabajo y compromisos pendientes. Y todo dentro de la firme y renovada convicción que una falta de perspectiva social, económica y cultural nos está llevando por la calle de la amargura. Rearrancando en Daquella manera: se acabaron las vacaciones, privilegio tenerlas, fisura terminarlas...