04 marzo 2006

Sociedad: ¿A qué monos nos queremos parecer?


En el artículo "Una historia natural de la paz" (Aparecido en inglés en la revista Foreign Affairs), Robert M. Sapolsky pone en duda la concepción en torno a lo especial que es el ser humano y en particular la noción popular de su irreversible naturaleza violenta. Sapolsky desmonta estos conceptos con un paseo sobre los paradigmas en torno a que constituye la naturaleza y el comportamiento. En particular da un vistazo a las comunidades de monos Bonobo y como difiere su organización pacífica frente a la jerarquía rígida y violenta de los chimpancés. Interesante también las muestras de primates pertenecientes a grupos con comportamientos muy diferentes que adaptan su actitud si son trasladados al grupo contrario eliminando pautas de comportamiento violento que mostraban en el grupo de origen y viceversa.

"Hasta cierto punto el debate del se hace o se nace es tonto. La acción de los genes está completamente interrelacionada con el medioambiente en que funcionan, en cierto sentido, es estéril discutir que hace el gen X, y sólo deberíamos considerar en su lugar que hace el gen X en el medioambiente Y"

Es refrescante ver artículos como este que empiezan a señalar el camino para salir del discurso estrecho en los que los aspectos más populares de la biología y psicología evolutivas se mueven y así añadir un elemento de complejidad y sensatez en el debate sobre lo que constituye la condición humana y animal. Aún así hay un ramalazo geneticista y algunos aspectos, no tan sutilmente encubiertos en torno a situaciones contemporáneas que quizás sean algo generales y que no comparta. Por ejemplo cuando cita la religión al final del texto o cuando emplea la idea de naciones como elementos lógicos de la constitución social. Pero es difícil rechazar el mensaje principal y pensar en aplicarnos el cuento en las situaciones violentas que vivimos y cuando se oyen voces que hablan de batallas y de la necesidad de tener una jerarquía de vencedores y vencidos:

"¿Es posible un mundo de humanos coexistiendo pacificamente como los monos del "forest troop"? Cualquiera que diga "No, nuestra naturaleza no lo permite", sabe muy poco de primates incluyéndonos a nosotros mismos."