31 octubre 2005

El horror: Halloween monumental


En Washington DC los monumentos son como la mala hierba, silvestres e invasores, te descuidas y... ¡Voila! Ya te ha crecido uno nuevo. De lo más calentito es la Milla Extra - Puntos de Luz, Camino de Voluntarios. Un engendro de 20 placas que honra a selectos promotores de la iniciativa voluntaria en las calles 15 y G al lado de la Casa Blanca. Dejando aparte lo acertado de la iniciativa, el papel de la filantropía y la selección de personajes, las esculturas dan auténtico pavor, o risa nerviosa según se tenga el día.


Aunque hay algunas que se salvan dentro de su mediocridad, la de Martin Luther King Jr. por ejemplo, hay otras que parecen hechas especialmente para esta noche de Halloween.


Lo dicho, hay cosas peores que una muerte anónima y el olvido de la historia: que te inmortalicen de esta manera. Luego dicen algunos que el arte, en este caso el del escultor Stan Pena, no tiene utilidad social. Si la clave del monumento es hacer memoria ciertamente estas placas son inolvidables.


Mensaje relacionado
El horror: Recordando a los heroes del espacio