16 agosto 2005

SÍNTOMAS DE REPRESIÓN - 01:
Ley de vagos y maleantes


Usted padece represión cuando:
01 - Se propone una ley de vagos y maleantes.
El gobierno de la ciudad de Atlanta, Estados Unidos, está preparando un proyecto de ley que prohibirá la mendicidad en el centro urbano. Las asociaciones de comerciantes aseguran que su presencia es dañina para el desarrollo turístico de la ciudad.

Lo peor del debate es que no se está centrando en cual es la problemática de los sin techo y que lleva a generar una población de mendigos que vive a la sombra del gran desarrollo económico y como solucionarlo. No, el debate se centra entre el derecho a prohibir su presencia y el derecho de los mendigos a pedir y el derecho recíproco de no darles nada. Éste es el argumento que es capaz de proveer uno de los representantes de los mendigos Derrick Boazman para ayudar. Es decir, todo se ciñe a un debate puramente liberal sobre los derechos del individuo, a ser pobre y a que no importe, frente a defender el derecho de los comercios a acumular capital eliminando obstáculos que perjudiquen al turismo. Muchos mendigos se han apostado a la puerta del consistorio y algunos entran a juego con los medios. Ronald Lee comenta: "En la capital de nuestra nación, la gente pide dinero justo delante de la Casa Blanca. Si alguien te quiere asistir, no veo cual es el problema." No, si resulta que al final alguno pensará que hay que estar agradecido al Presidente Bush y al Alcalde Williams de Washington DC por su falta de política social que proporcione apoyo a este problema.

Además, pobre Atlanta, no sólo tiene el honor de ser la capital que ha organizado la olimpiada más triste de la historia y con menos impactos positivos para su ciudad si no que ahora se ve forzada a generar turistas para sus grandes atracciones. A saber: El museo de la Coca-Cola, y el nuevo acuario. El cofundador de la empresa Hom Depot, Bernie Marcus ha contribuido los $200 millones necesarios para construir el acuario en el centro de la ciudad y apoya la prohibición. Dice que el éxito de la atracción depende de que se apruebe la ley. Pero Marcus tiene su corazoncito y fama de filántropo millonario. Dice que ha donado $600.000 a través de su fundación caritativa para el Gateway Center, un lugar de recepción con 300 camas para los sin hogar de la ciudad.

Esa es la nueva dicotomía: Turismo o vagabundos.
La ley: Prohibido cualquier tipo de mendicidad cerca de hoteles y atracciones turísticas. A la tercera ofensa multas o cárcel. Lógicamente esta es gente capaz de pagar las multas para evitar la prisión. Bueno, así se genera la realidad de la ciudad estadounidense: un ejemplo para todos de inclusión social...

Borrador del texto publicado originalmente en la Red Progresista antes del ataque informático de octubre.

Actualización: Y la legislación se aprobó