22 julio 2005

Periodismo gran reserva: Borrando tatuajes, salvando almas


Un grupo de sacerdotes libra a los pandilleros panameños de los tatuajes que les condenan al hambre. Eso es lo que dice el titular del Mundo en una noticia que cuenta como una iglesia utiliza una máquina láser para quitar tatuajes logrando así el acceso al mercado laboral. Es decir, el problema no son los tatuajes sino como se discrimina al portador: "El sacerdote dijo que una encuesta hecha en 2001 en América Central reveló que el 76% de los 35 millones de centroamericanos consideran "delincuente" a toda persona que lleve un tatuaje en su piel". Un periodista quizás debiera contrastar sus fuentes y mirar la existencia y exactitud de la encuesta. Pero en cualquier caso el problema es de discriminación al tatuado, ni siquiera es algo que se ciña exclusivamente a las marcas de las bandas criminales como el artículo admite en otro regate a su propio razonamiento: "Medio centenar de pandilleros y otros jóvenes acompañados por sus padres has pasado por el centro". Es decir, cincuenta criminales y un numero indeterminado de otros tatuados han pasado por las maquinas láser y las charlas de los padres de la iglesia de La Merced en un proceso de reinserción social. O de camuflaje social si se quiere en el caso de los pandilleros... Un maquillaje sustituye al otro y en este caso la maquina parroquial decora la conciencia social.

Los tatuajes no condenan al hambre a nadie, será la criminalidad y los usos reales e imaginados que se generan en torno a tatuarse los que sean parte de la respuesta
. Lo más que logrará esta iniciativa será reforzar el estereotipo. Aparte no se si esto son noticias, publicidad o propaganda pero periodismo no puede ser. "El gobierno iraní soluciona la discriminación de género animando a las mujeres a quedarse en casa", sería otro titular similar. También recuerdo cuando el gobierno de Bush proponía talar grandes zonas forestales para beneficio de la industria maderera y se decía que tenían una innovadora política en contra de los incendios forestales. Y tantas otras...

Imagen: Studio123Tatoo