12 abril 2005

Politiqueo: La FAES se sube a la burra digital


Las cosas que tiene acceder a una conexión rápida... Lo confieso, yo fui uno de los que se baj
ó en máxima resolución el video de la FAES. Un momento muy triste para mi experiencia digital desde el otro lado del Atlántico. Triste por la burda manipulación y propaganda del engendro en cuestión. La FAES es ese lugar creado a imagen y semejanza de Aznar que se imagina como la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales que ni estudia ni analiza, hasta que no demuestre lo contrario, ninguna dinámica social. De hecho su proyecto radica en definir la realidad social en sus propios términos. Cada cual que acceda al lugar bajo su propia cuenta y riesgo pero creo que es de rigor ofrecer el enlace: Fundación FAES.

En fin, yo la primera vez a duras penas pude aguantar la mitad, unos siete minutos, del vídeo. Pero me lo acabé de ver. En última instancia es poco importante como pudiera reaccionar yo. Empieza a ser sintomático que el video se ofrezca en cuatro formatos, descargas y streaming de alta y baja calidad respectivamente, y que además este disponible en inglés y castellano. Hay ocho versiones en total de la susodicha obra. Síntoma menor pero relevante en la siguiente campaña mediática y distorsión informativa.
Entiendo que muchos piensen que no hay que entrar al trapo. Pero su impacto es tan grande que es necesario ser capaz de articular un discurso crítico. Un problema cercano para mí en Estados Unidos es que no solo es muy difícil poder encontrar una conversación respetuosa y crítica sobre la situación antiterrorista y la gestión de la Casa Blanca, sino que además ahora se mezcla y se absorbe la problemática del atentado de Atocha y la elección del nuevo gobierno español dentro de este meollo. A mi me preocupa que el debate en la sociedad civil se plantee casi exclusivamente en sus términos, de ahí mi inquietud con el video de marras. La desinformación es tal, que incluso conversaciones con moderados se plantean en esos términos: Los terroristas ganaron las elecciones; ¿no fue cobarde el electorado español? ...y cosas así. Andamos por un mal camino.